Diabetes Tipo II

En la prevención de la diabetes tipo 2 una alimentación saludable y la práctica habitual de ejercicio son fundamentales

En el caso de las personas obesas, el riesgo de padecer diabetes es tres veces mayor al de las personas que no tienen obesidad. Cuanto más sobrepeso, más cantidad de grasa en el organismo y esto aumenta la glucemia. La grasa proporciona energía al músculo en detrimento de la glucosa, lo que provoca un aumento de la glucemia.


El páncreas secreta insulina en exceso para intentar reducir la elevada cantidad de glucemia, lo que conlleva un estancamiento de este último, que no es capaz de producir suficiente insulina. De este modo, la insulina ya no puede regular la glucemia. Entonces se produce la hiperglucemia y también se desarrolla la diabetes. Estos niveles altos de glucosa en sangre pueden afectar al corazón y los vasos sanguíneos, los ojos, los riñones y los nervios, así como enfermedades periodontal. Las personas con diabetes también pueden desarrollar infecciones y problemas en la piel.

¿Quién puede hacerse una cirugía bariátrica?

Son candidatos a cirugía bariátrica aquellas personas a las que la obesidad les afecte en el desarrollo de su vida, tanto por problemas de salud derivados del sobrepeso como por trastornos psicológicos.

El tipo de intervención vendrá marcada por el especialista una vez realizado un diagnóstico de sus hábitos de vida, estado de salud e Índice de Masa Corporal (IMC).

¿Cuál es el objetivo de la cirujía bariática?

Cuando existe un problema de obesidad, que afecta en el desarrollo normal de la actividad diaria, buscamos tres objetivos fundamentalmente:

  1.  Perder peso de manera significativa
  2.  No volver a ganar el peso perdido
  3. Tener mejor calidad de vida

¿Qué cirujía es más efectiva?

Dependiendo del pacientes es más indicada una intervención u otra.

Bypass gástrico por laparoscopia. Es la cirugía más recomendable para la mayoría de los pacientes que tienen IMC entre 35 y 50 kg/m².

Para los pacientes con obesidad moderada, con IMC por debajo de 35kg/m², la cirugía de Sleeve Gástrico es una buena opción. La cirugía de Banda gástrica cada vez la recomendamos menos, pues con frecuencia deriva en intolerancia a los alimentos, pérdida de peso insuficiente o nueva ganancia de peso. La cirugía de Sleeve Gástrico constituye una excelente alternativa a la banda, pues produce pérdidas de peso similares, con mejor tolerancia.