He pasado de tener una talla 68 de pantalón a una talla 40 y he adquirido una movilidad que jamás pude imaginar. Han desaparecido los dolores y mi tensión se ha normalizado sin tratamiento. Ha cambiado mi cuerpo.