En 6 meses cambió radicalmente mi vida. Perdí 39 kilos, y lo mejor de todo es que la operación no tiene ningún tipo de complicación. En dos días estaba en mi casa y es ahí cuando empieza a cambiar tu vida.